Masaje Chi Nei Tsang

Para los taoístas una de las principales causas de desórdenes físicos son las emociones atrapadas ya que éstas se manifiestan en el cuerpo y, si no se sueltan, se enquistan en el órgano concreto en el que se expresan.  Pero esto no sólo lo saben los chinos: aquí sentimos mariposas en el estómago cuando nos enamoramos, se nos hace un nudo o se nos cierra ante las preocupaciones; nos tragamos la bilis para contener la rabia, se nos rompe el corazón alguna vez en nuestra vida, etc.

El Chi Nei Tsang o Masaje de los Órganos Internos busca y trata físicamente los bloqueos emocionales en todos los órganos. Parte del abdomen porque consideran que el sistema digestivo es un regulador general, no en vano hablamos también de la dificultad de “digerir” las emociones.

Las emociones bloqueadas en el corazón tienen que ver con el odio, la euforia y la crueldad; en el hígado se enquistan la rabia, el resentimiento, la envidia y la intolerancia; en el bazo y el estómago, las preocupaciones, los pensamientos obsesivos, el miedo a un futuro incierto,…; en los pulmones la tristeza, la depresión, el dolor emocicionla, el luto y en los riñones el miedo en general y la timidez.

Con el Masaje de Órganos Internos, Chi Nei Tzang, el terapeuta trabaja con el Qi o energía de los órganos buscando y deshaciendo los bloqueos que se encuentran según el concepto de salud taoísta de que donde hay dolor, hay bloqueo. Es importante que el terapeuta sea practicante de Qi Kung, conjunto de prácticas y meditaciones destinadas a generar y controlar Qi, porque en Órganos debilitados, será importante que el terapeuta insufle su propio Qi al paciente.