La primavera y el cuidado del Hígado

¡Por fin llegó la primavera! Creo (y si las lluvias no nos fallan) que este año va a venir con fuerza ya que el invierno fue frío y tanto agricultorxs como taoistas saben que cuando la tierra hace un buen parón invernal, se acumula energía para el florecimiento y la primavera brilla. Tanto en la tierra de la Tierra como en la tierra del cuerpo. Si respetamos la necesidad de descanso en invierno, en primavera brillamos como caléndulas sonrientes; si no, tenemos astenia, fiebre del heno, etc. Lo que pasa fuera pasa dentro, es una máxima taoista. Primavera es la estación del elemento Madera y de los Órganos Hígado y Vesícula Biliar. Es el elemento que se encarga de la nutrición de los tendones, que se expresa en los ojos y que gestiona la Sangre. También es el elemento que, cuando está congestionado expresa rabia, ira, enojo, resentimiento, frustración y envidia. Pero nutrido y relajado es el responsable de la creatividad, de la generosidad y la equidad. Con su energía trazamos estrategias para alcanzar nuestros objetivos así que es el momento idóneo para hacerlo y para ello vamos a ayudar al Hígado:
  1. Haz una dieta detox. Son especialmente buenas las infusiones, extractos o jarabes de: abedul, bardana, boldo, alcachofera, ortiga, etc.
  2. Come mucha hoja verde como lechuga, acelga, espinaca, diente de león y especialmente germinados.
  3. Reduce el consumo de grasas, fritos, alcohol y carne.
  4. Baila, corre, ves en bicicleta y si es por el monte mejor. El elemento agua necesita movimiento para desatascar emociones y su color es el verde.
  5. Ríe. A carcajadas. Habla de sexo con tus amigues. Monta un tuppersex. Haz locuras sanas que te diviertan. Reir desbloquea mucho el Hígado.
  6. Estimula los ojos (ventana del elemento Madera) con yoga de la vista o simplemente con este ejercicio: busca un punto en el horizonte (si hay verde a la vista mejor) enfócalo un minuto y luego alza las manos a los lados de la cabeza y separadas unos dos palmos de ella e intenta mirar al horizonte teniendo ambas manos en el campo de visión. Es lo que llamamos visión periférica. Si usas mucho pantallas ya sea para el trabajo o el ocio y no puedes reducir su uso, realiza este ejercicio tantas veces al día como puedas. La luz de las pantallas irrita los ojos y, por lo tanto, la vista. Su uso abusivo puede provocarte rabia.
  7. Haz los Seis Sonidos Curativos emepzando por Hígado. Si ya has hecho talleres conmigo ya sabes cómo son, si no, en internet se pueden encontrar vídeos… Con un poco de suerte en breve cuelgo uno yo misma 😉
  8. Haz Qi Gong específico de Hígado sobre el que te digo lo mismo que en el punto anterior.
  9. Estimula la creatividad: pinta, decora, esculpe, escribe, baila, baila, baila, imagina,…
  10. Diseña las estrategias para conseguir los objetivos que deseas y VE A POR ELLOS
  11. Y, sobretodo,… HAZ EL AMOR <3 😉
     
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*