Tantra y feminismo

El Tantra es una Vía Mística feminista. Fue creada en el contexto de una cultura no patriarcal antigua y misteriosamente desaparecida: la Civilización del Valle del Indo. Miles de años después nos llega a Occidente de la mano sobre todo del popularísimo maestro Osho. Miles de años de patriarcado. Miles de años de represión de toda vivencia o pensamiento no heteronormativo; de toda preferencia no monogámica (sobre todo si esta opción es elegida por una mujer); de toda defensa o lucha por demostrar la no inferioridad de la mujer; etc. Las enseñanzas del Tantra llegan por lo tanto muy sesgadas y contaminadas por este legado. Lo mismo que pasa con la práctica de la Alquimia Sexual Taoísta. De hecho ambas vías tienen el mismo origen y por lo tanto el mismo planteamiento de base. La diferencia se debe básicamente a que una fue desarrollada según la idiosincrasia y forma de expresarse del pueblo indio y la otra del de la China que, como se puede apreciar fácilmente son muy diferentes. El Tantra es feminista porque parte de la base de la necesidad de buscar siempre el equilibrio entre lo femenino y lo masculino. Según esta teoría, todo en este mundo tiene de estas dos cualidades en mayor o menor medida. Cualidades que son opuestas complementarias e interdependientes. En todo lo esencialmente femenino hay algo de masculino y al revés. Así, tanto para esta vía como para el Tao, el quid de todo está en este equilibrio de polaridades que se nutren mutuamente. Las personas somos sistemas electrobiomagnéticos complejos. Si nos basamos en el sistema energético de los chakras, cada uno de éstos siete vórtices tiene una polaridad que en las personas encarnadas en cuerpos femeninos es esencialmente la opuesta que la que se da en las personas encarnadas en cuerpos masculinos. En los cuerpos con pene, el primer chakra, localizado en sus genitales es positivo y en los cuerpos con vagina es negativo. Y en estos términos positivo y negativo es donde para mí tuve que hacer todo un proceso de comprensión que entendí un día colocando una pila en un juguete de une de mis hijes. El polo femenino es negativo y receptivo y el masculino es positivo emisivo. El masculino da y el femenino recibe… ¿A que rechina? El problema que tenemos para comprender este concepto es que en nuestra sociedad todo lo femenino es negativo y todo lo masculino es positivo en un sentido comparativo equivalente a “malo/bueno” (una interpretación muy cristiana, por cierto). Pero en cuanto observamos un circuito eléctrico la cosa cambia (o al menos a mi me ayudó a darme cuenta de la lente patriarcal judeo-cristiana con la que inconscientemente lo estaba interpretando). En la sexualidad tántrica estamos considerando el cuerpo como un sistema electrobiomagnético y por lo tanto, como en cualquier circuito eléctrico, el polo positivo (en las pilas lleva el símbolo “+”) es el que emite energía hacia el polo negativo “-“. Un pene emite energía y una vagina recibe esa energía. Pero no se acaba allí. Un circuito eléctrico es un circuito cerrado por lo tanto en el cuerpo con vagina/útero habrá un polo positivo emisor y en el cuerpo con pene un polo negativo receptor: El Corazón. Nuestra sociedad ha castrado y reprimido los polos negativos de las personas haciendo que los “hombres” no sientan en el corazón/emociones y que las “mujeres” no sientan en los genitales/energía sexual. El Tantra propone recuperar el potencial sexual enorme de las “mujeres”, multiplicarlo, expandirlo, liberarlo y que sea expresado en su totalidad. A la vez invita a recuperar la capacidad de emocionarse de los “hombres”, de llorar, de amar incondicionalmente, de cuidar,… No sé a ti pero a mí me parece una propuesta de lo más feminista… Más reflexiones tántrico-feministas en próximos posts… Si quieres profundizar en estos temas http://sedacalenta.com/portfolio/tao-y-tantra-para-mujeres-cultivo-energia-sexual-6-9-diciembre-girona/
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

2 comentarios en “Tantra y feminismo”

  1. Bravissimo! Soy feminista tantrica también, acabo de autodefirme así y decidí googlear para ver si había alguna bruja más así…y te encontré! 💚
    Me ha gustado mucho tu reflexión, seguiré leyendo! 🍒🧘 Cariños!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *