El Manantial de Jade. Eyaculación y taoísmo

Desde hace miles de años los taoístas han buscado la inmortalidad y para ello han ensayado muchas técnicas entre las cuales están las prácticas sexuales ritualizadas. Dentro de éstas, la eyaculación femenina está muy presente.

ejaculació femenina

DE MISTERIOSO NADA
En nuestra sociedad la eyaculación femenina es una función altamente desconocida dentro de la ya “misteriosa” sexualidad femenina. Misteriosa entre comillas, ya que son demasiadas las personas que se sienten cómodas poniendo esta etiqueta a un tema el problema del cual no es el misterio si no la ignorancia. Que no son lo mismo.
Veamos las definiciones de “misterio” que encontramos en Wikipedia y en la RAE. “Misterio se define como algo muy difícil de entender, algo extraño e inexplicable de comprender o descubrir por lo oculto que está o por pertenecer a algún arcano”
“Cosa arcana o muy recóndita, que no se puede comprender o explicar.” .
De las definiciones de misterio no incluimos las acepciones relacionadas con la religión y menos con la cristiana ya que en nuestra cultura la sexualidad, a pesar de tener mucho de “misterioso” tiene poco (o nada) de religioso… aunque curiosamente en las culturas en las que sí están muy relacionados sexualidad y religión, entendiendo esta última como “colección organizada de creencias, sistemas culturales y cosmovisiones que relacionan a la humanidad a un tipo de existencia”, precisamente la sexualidad femenina tiene poco de misteriosa. Éste es el caso del Taoísmo.

YIN Y YANG
Se dice que el Taoísmo es una tradición filosófica, cósmica, ética, religiosa,… pero es mucho más que esto. Es una completa forma de entender la vida, la Naturaleza, la salud y las Leyes del Universo a partir de la noción del Tao.
Tao significa “vía”, “camino”, pero también “principio”, “origen” y “destino”. Es la unidad absoluta y al mismo tiempo mutable. La realidad suprema y principio cosmológico y ontológico de todas las cosas que no admite categorización.
El Tao es el eterno fluir de los dos principios primeros: el Yin y el Yang, opuestos interdependientes y origen y final el uno del otro. Todo es Yin o Yang y en todo Yin hay Yang y viceversa. El Yang es Yang en relación al Yin y viceversa. Para que exista uno debe existir el otro y deben estar en perfecta armonía y equilibrio para que haya salud individual, colectiva, mundial y cósmica.
Dentro de esta concepción, el principio masculino es Yang y el femenino es Yin. Por lo tanto, el hombre (como ser sobretodo masculino) es esencialmente Yang y la mujer (como ser sobretodo femenino) Yin. Aunque en todo hombre hay Yin y en toda mujer hay Yang.
Y atención; como Yin y Yang, hombre y mujer son iguales en importancia, interdependientes, se nutren mutuamente y es necesario que haya equilibrio y armonía entre ellos. El intercambio sexual entre uno y otro debe partir SIEMPRE de este principio.

peixos koi

SEXO PARA LA INMORTALIDAD
Hace ya algunos siglos, mientras en Europa vivíamos bajo el yugo represivo de la moral cristiana, en China, se publicaban numerosos tratados sobre sexualidad y se mencionaba ésta en textos médico-filosóficos tan importantes que hoy en día siguen siendo un referente imprescindible para los médicos chinos y los taoístas en general.
Y eso porque el Taoísmo, base de todos estos textos, es un sistema de creencias antiguo en el que se considera que la sexualidad y el intercambio sexual es, no sólo el origen de la vida, sino además y por eso mismo, la energía más potente que existe. Los taoístas, creían que una las maneras de conseguir la inmortalidad era nutriendo el propio ser con la reabsorción de esta potente energía. Es por eso por lo que en la mayoría de textos sobre sexualidad se hace hincapié en cómo tener relaciones (heteros) en las que hombre y mujer se nutran.
El Yang es una energía agotable y el Yin no. Es por eso que en los tratados sexuales taoístas se hace mucho hincapié en que antes de que el hombre eyacule y vierta su Yang, es necesario que la mujer tenga muchos orgasmos. El Yin de la mujer nutrirá de al Yang del hombre y evitará que éste pierda energía vital y, a la larga, enferme. Algunos taoístas incluso creían que era mejor que el hombre nunca eyaculara (si lo que quería era ser inmortal).

PSEUDOTAOISMO Y PROSTATITS
Algunas de estas creencias y prácticas han llegado sesgadas y vacías de contenido hasta nuestras tierras y, claro, como sexo y espiritualidad hoy en día en nuestro mundo es dinero seguro, una horda de pseudogurús se ha montado el negocio con talleres en los que enseña, entre otras cosas a los hombres a no eyacular. Esta práctica descontextualizada y desprovista de un cultivo interior que permita realmente la reabsorción de le energía sexual masculina está dando trabajo a otro sector que nada ha tenido que ver en esto: las consultas de urólogos atienden cada vez a un número nada despreciable de hombres con prostatitis. Esta práctica de la que tanto se habla, es peligrosa si no se hace bien. Cuando un hombre standard se excita, su próstata empieza a generar líquido para la posterior eyaculación de semen. Si este líquido luego no se deja salir, puede fácilmente generar infecciones. Chicos, una cosa es retardar la eyaculación para hacer los encuentros sexuales más duraderos y deliciosos para todas las partes. La otra es almacenar líquido prostático sin más. No juguemos con nuestras glándulas si no queremos acabar con prostatitis.

LA EYACULACIÓN FEMENINA EN LOS TEXTOS TAOÍSTAS
Los verdaderos hombres taoístas, no los de postal, además de cultivar su capacidad de reabsorción energética, debían conocer muy bien el funcionamiento de los fluidos femeninos. Era muy importante para poder generar un buen fluido energético y un perfecto equilibrio Yin y Yang.
En este contexto, la primera referencia escrita en la que se menciona explícitamente el fluido eyaculatorio femenino, data del siglo IV y se encuentra en el manual “Instrucciones Secretas para la Cámara Secreta”, escrito para enseñar a los hombres a satisfacer a las mujeres en la cama. En él se describen detalladamente las fases de excitación de las mujeres en lo que llaman “los cinco signos, cinco deseos y cinco movimientos”. Los cinco signos son: 1: enrojecimiento facial, 2: endurecimiento de los senos y transpiración nasal, 3: garganta seca y saliva bloqueada, 4: vagina húmeda, 5: los genitales segregan fluido. Vemos en esta descripción una clara diferencia entre la lubricación propia de la excitación (signo 4) y la eyaculación que se da durante el orgasmo (signo 5 y final). En otro párrafo de mismo texto se explica a la mujer cómo hacer para no eyacular demasiado pronto, ya que, al contrario que en el caso del Yin que, como hemos dicho se considera inagotable, el texto sostiene que el fluido eyaculatorio si es agotable y agotador.
Para los taoístas el intercambio de fluidos vitales era de gran importancia
porque los consideraban fuente de energía y componentes mágico-espirituales que ayudaban en la alquimia interior. Así, en “Una Exposición Popular de los Métodos de Regeneración de las Vitalidades Primarias”, se describen “tres picos” de la mujer como medicinas beneficiosas: el pico superior se refiere a una medicina gris que emana de las dos cavidades sublinguales, el pico del medio es una medicina blanca que emana de los senos de la mujer. El pico inferior sale de la vagina y se llama el Pico del Hongo Violeta, la Cueva del Tigre Blanco o el Portal Misterioso. Su medicina se llama Flor de Luna. Ésta sólo se secreta durante el coito. Se considera muy bueno para el “Yang original” y el espíritu. Sólo el hombre que controla su pasión y es capaz de hacer emanar las tres medicinas de los picos de la mujer conseguirá la inmortalidad. Este fluido puede ser interpretado como lubricación pero si tenemos en cuenta el concepto chino de que el Qi de la mujer da longevidad al hombre y que éste sólo se libera durante el orgasmo, es más lógico suponer que la medicina del pico inferior es la eyaculación.

sexo tao 1

UN FLUIDO REPARADOR
“Métodos Secretos de la Muchacha Sencilla” es un compendio de prácticas sexuales de la época del Emperador Amarillo, escrito en algún momento entre el 590 y el 618 de nuestra era. Por Su Un Ching. En él la eyaculación femenina se describe como una “emisión copiosa”: “Su Puerta de Jade se humedece y se hace resbaladiza; entonces el hombre debe zambullirse en ella profundamente. Entonces copiosas emisiones de su Corazón Interno empiezan a brotar.”
En una antigua prosa poética china llamada “Diversión de cielo y tierra”, escrito por Bai Xingjian (775-825 n.e.) menciona un área localizada en el interior de la pared vaginal a la que llama “fruta de leche”. Según la traducción de este texto de Rudolf Pfister, cuando mencionan el “fruto de la leche” se refiere al fruto anaranjado de la morera de papel hembra que produce un fluido blanquecino. Esta descripción coincide como una perfecta metáfora con el que en nuestra sociedad se ha conocido como el punto G (G de Gräfenberg)
Pfister también se refiere a un escrito chino medieval, “El maestro de la oscuridad de la cueva” en el que el hombre debe primero estremecer a la mujer y luego trabajar su fruto de leche con su punta de Yang (pene).
En otro texto, “Maravillosos ensayos de la mujer desnuda” de Su Nü Miao Lun (siglos XIII-XIV n.e.) se explican también la eyaculación femenina i el engrosamiento del que conocemos como punto G.
Rudolf Pfiser también tiene un estudio titulado “El manantial de Jade como una fuente de placer y dolor: la experiencia prostática en textos médicos taoístas y medievales”. En él analiza el concepto de Manantial de Jade localizado en algún punto del abdomen y del que brota un fluido reparador. Dicho manantial se encuentra tanto en hombres como en mujeres y enfermedades de ambos sexos se pueden curar con el fluido de una persona del otro sexo.

Así pues, vemos que los taoístas ya conocían los pros y contras de la eyaculación tanto femenina como masculina y las técnicas para provocarla sexo tao 2y controlarla. Y hemos visto las consecuencias nefastas de las malas prácticas con el caso de la prostatitis masculina causada por llegar a mucha excitación sin saber reabsorber el fluido ni eyacularlo. Qué pasa en el caso de la próstata femenina si se excita y no eyacula aun no se sabe. Algunas observaciones independientes empíricas no científicas apuntan a que las famosas cistitis post-coitales podrían estar relacionadas con esto. Pero como vimos en los anteriores post y como ampliamos en los talleres, la información científica sobre la eyaculación femenina brilla por su ausencia. Tendremos que seguir investigando y, sobre todo, invitamos a seguir explorando los placeres escondidos en nuestras vaginas, con o sin chorros lechosos.

Otros posts relacionados con la eyaculación:

Entrevista a Diana Junyent

El bloqueo social de una función natural

Entre próstatas
———————————————————————————————————————
Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Misterio
RAE. http://lema.rae.es/drae/srv/search?id=PQvi7MEA8DXX2x8pKfkY
Pfister R. Der Milchbaum und die Physiologie der weiblichen Ejakulation. Bemerkungen über Papiermaulbeer- und Feigenbäume im Süden Altchinas. Asiatische Studien 2007;61:813–
44.
Pfister, R. The Jade Spring as a Source of Pleasure and Pain: The Prostatic Experience in Ancient and Medieval Medical and Daoist Texts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Ir arriba