Sophia Style. Mujer Medicina en la Formación 2019-2020

Hay mujeres cuya sola presencia es medicina. Y hay compartires que son alimento para el crecimiento colectivo. Esto sentí hace unas semanas con Sophia Style.

Fue en el marco de la formación en sexualidad alquímica femenina que estoy facilitando desde octubre. Uno de los 6 módulos propuestos es sobre ciclicidad y sexualidad y en él contamos con la presencia y facilitación de Sophia.

Ella es una mujer absolutamente conectada con sus ciclos. Tanto, que lleva 20 años consagrada a la difusión de la naturaleza cíclica femenina. Yo llevo años nutriéndome directa e indirectmante de su labor y caminando gracias tambíen al Tao Femenino por una senda de placer y nutrición desde mi ser cíclico. Así que, cuando diseñé el programa de la formación e invité a algunas mujeres a formar parte de este proyecto compartiendo su sabiduría sobre temas específicos, mi mente me dijo que lo que podía compartir Sophia también lo podía hacer yo. Pero otra voz, esa que viene del vientre, del silencio, de la oscuridad sin pensamiento, me decía que ella debía estar. Así que, seguí a esa voz sabia y cuando acabamos el taller entendí por qué Sophia debía estar allí: la cualidad de su compartir es incomparable y añadió un aroma rico y valioso a los temas que ya habíamos tratado previamente. Pero además, hubo algo que marcó en mi vida personal y profesional un antes y un después. Algo no programado; que salió a raíz de una pregunta mía nacida de un impulso irreflexivo.

Las dos con Agustina Heredia que también compartió su medicina en el mismo módulo

Resulta que Sophia comparte su vida con otra mujer en una relación sexo-afectiva llena de consciencia y crecimiento mutuo, así que su aprendizaje sobre esta naturaleza cíclia tiene un matiz único. Hablando de esta vida conjunta de dos personas cíclicas, comentamos el hecho de que cuando dos o más mujeres comparten mucha cotidianidad, sus ciclos a veces se sincornizan pero no es matemático y hay momentos obviamente en los que no coinciden sus fases

En esta cicilicidad, puede suceder que cuando estamos en fase ovulatoria tenemos muchas ganas de hacer el amor y cuando estamos en fase premenstrual no nos apetece nada la intimidad sexual con otra persona. Tampoco es matemático pero sí muy habitual.

En este caso, cuando la pareja sexo-afectiva es de dos mujeres ¿Qué pasa? Pues que, claro, cuando las dos van sincronizadas, la ovulación es una fiesta erótica y en la premen cada una en su mundo. Y aquí va el comentario de Sophia que me marcó: la sensación de frustración que le genera cuando ella tiene ganas de sexo (está en ovulatoria) y su compañera no (premen) la ha llevado a entender mucho mejor a los hombres con los que había estado anteriormente…

Ese día, cuando llegué a casa me quedé mirando a mi compañero actual (hombre). Él casi siempre tiene ganas así que yo no vivo esa frustración. Ni me planteo que yo pueda tener ganas y él no. Pero pude, gracias al comentario de Sophia, ponerme en su piel y comprenderle. Eso no quiere decir que no vaya a seguir respetanado mis ritmos, sólo que ahora ya no doy por sentado que las cosas son así y punto y él tiene que aceptarlo. Ahora puedo empatizar con su frutración y compartir mis premen sin lívido desde otro lugar más comprensivo.

Y no sólo eso. Ahora tengo una herramienta más para acompañar a parejas sexo-afectivas de mujeres. Una herramienta que ya he empezado a usar y está resultando ser maravillosa.

Gracias Sophia.

Esperamos contar con su deliciosa presencia en la edición 2020-2021 de la Formación en Sexualidad Alquímica. Puedes leer más información sobre ésta en este enlace https://sedacalenta.com/formacion-en-sexualidad-alquimica-femenina/

Puedes conocer más el trabajo de Sophia en https://mujerciclica.com/